En el ciclo de Educación Infantil que atiende nuestro centro (0-3 años), hay que tener en cuenta varios aspectos que influirán de materia notoria en el bienestar del niño. Para llegar a conseguir una adecuada evolución en su desarrollo cuidamos especialmente:

+ Las rutinas de alimentación, higiene y descanso. La adecuada satisfacción de sus necesidades vitales influye en el bienestar del niño.

+ La relación con las familias. El diálogo y la estrecha relación entre ambas partes, centro-familia, ayudarán a que todos nos sintamos confiados y tranquilos, familia-niño-centro

+ La adaptación del niño al centro. Tratar de proporcionar seguridad al niño para que la separación de sus personas cercanas, durante el tiempo que permanezca en el centro, no le resulte muy difícil.

+ Los espacios, objetos y materiales para que el niño pueda satisfacer, evitando posibles peligros, su necesidad de exploración, movimiento y juego.

Sin olvidar en ningún momento los aspectos anteriores, trabajaremos en la estimulación del niño para que, poco a poco, pueda:


+ Desarrollar una autonomía creciente. Controlar progresivamente sus ritmos y necesidades biológicas (alimentación, sueño, esfínteres...) e iniciar su separación de una dependencia total del adulto.

+ Descubrir el entorno que le rodea, su relación con los objetos, materiales y con otros niños o adultos.

+ Expresar mensajes, sentimientos, emociones y sensaciones. Comprender los mensajes de otros niños y adultos.